Historia de éxito The Malala Fund

Malala Fund pone en marcha a los colaboradores mediante hashtags y llamadas a la acción

Malala Fund desencadenó un debate global entre millones de personas al tiempo que daba a conocer los esfuerzos de la organización haciendo uso de un hashtag en combinación con una llamada a la acción y una petición para recaudar fondos: Estoy #conMalala.

Historia de éxito

Malala Fund trabaja para empoderar a las mujeres mediante la educación a fin de alcanzar su potencial y actuar como agentes del cambio positivo en sus comunidades.

Impacto

Malala Fund desencadenó un debate global entre millones de personas al tiempo que daba a conocer los esfuerzos de la organización.

  1. El vídeo “Words on Fire” se lanzó exclusivamente en Facebook, coincidiendo con el estreno del documental HE NAMED ME MALALA. Hasta la fecha, el vídeo tiene más de 1,8 millones de reproducciones, unos 40 000 Me gusta y un alcance estimado de más de 6 000 000.
  2. Una petición de Change.org sobre el derecho a la educación de las niñas obtuvo 1 000 000 de firmas y contribuyó a influir en la decisión de Global Partnership for Education de ampliar su enfoque en 12 años de educación primaria y secundaria.
  3. La campaña Estoy #conMalala alcanzó a más de 600 millones de personas de todos los canales sociales.
Objetivos de la campaña

Estoy #conMalala es una campaña de 12 meses que pretende crear conciencia y activar a millones de personas de todo el mundo en el movimiento para promover la educación de las niñas en los centros escolares. Se usó el hashtag #conMalala junto con una llamada a la acción y una petición de recaudación de fondos. También se acompañó con el estreno de HE NAMED ME MALALA, un documental realizado por el director ganador de un premio de la Academia Davis Guggenheim.

Estrategia
  1. Hashtags: la publicación constante de “Estoy #conMalala” ayudó a establecer la narrativa de la campaña. Desde el discurso de Malala en la Asamblea General de las Naciones Unidas hasta el widget “Estoy #conMalala”, fue esencial mantener la consistencia del mensaje para difundir el mensaje de Malala y educar a los simpatizantes sobre el problema de la educación de las niñas.
  2. Peticiones: una serie de llamadas a la acción promovieron el uso masivo de #conMalala. Ofrecer a los simpatizantes una serie de métodos para apoyar la campaña, como el hashtag y la petición, activó la participación de personas de todas las edades, países e intereses.
  3. Eventos: el evento de Change.org para la movilización de Twitter de Estoy #conMalala ayudó a difundir el mensaje de Malala y promocionar la petición.
Mensaje publicitario de la campaña

Malala Fund incentivó a su audiencia en momentos decisivos usando el hashtag #conMalala junto con una llamada a la acción, lo que fomentó su actividad durante un periodo de 12 meses. La organización introdujo seguidores en la campaña Estoy #conMalala mediante la grabación de un “himno” en un vídeo de un minuto en el que se explica por qué los seguidores deberían unirse al movimiento. Animaron a los simpatizantes a “Pasar el Día Internacional de las Niñas #conMalala” y ver el documental HE NAMED ME MALALA en los cines. La campaña de recaudación de fondos de fin del año 2015 también continuó con el mantra Estoy #conMalala.

Lecciones de la campaña
  1. Piensa en un mensaje global: Estoy #conMalala necesitaba estimular a una audiencia global, así que el mensaje general tenía que ser fácil de entender para los seguidores, independientemente de su nacionalidad. Cuando fue necesario, se adaptó el mensaje en función de la ubicación y el idioma.
  2. Prueba la segmentación e investigación de la audiencia: antes de iniciar la campaña, realiza una breve auditoría de los simpatizantes para saber dónde, cuándo y cómo enfocar el mensaje. Asegúrate de tener en cuenta esta información de la audiencia al realizar la segmentación.
  3. Haz uso de diversas acciones: con la campaña Estoy #conMalala se utilizaron varios métodos de acción, como el hashtag y la petición. Programa la puesta en marcha de diversas acciones, de modo que los usuarios aumenten su nivel de compromiso. El desarrollo de nuevos métodos de acción permite la interacción continua de los simpatizantes y evita los vacíos de la campaña.